jueves, 9 de abril de 2015

Hoy me despido con toda la gratitud de quien concluye un ciclo

LUNÁTICAS MUJERES CIRCULARES es una cosmovisión, un tiempo eterno, de esos que quedan para siempre en el alma que es infinita.

Transité con este blog un ciclo visagra de mi vida, de espesor existencial, testimonio de pura experiencia colmada de ser mujer encarnada, vivencias límites, extremas, propias, de esas que dejan marcas en el cuerpo. Las que se adquieren cuando vemos que llegamos a lugares de los que ya no se vuelve. 

LUNÁTICAS MUJERES CIRCULARES me dio un montón, me inspiró, me sostuvo, me acompañó y me atravesó. 

Hoy me despido con toda la gratitud de quien concluye un ciclo, con la conciencia plena de que todo lo que se cierra a la mismísima vez está abriéndose a lo que viene. Con nostalgia, obvio, y hasta tristeza en un lugar de mi corazón. Con el impulso fiel a mi naturaleza de actualizarme siguiéndole el ritmo a la vida, siendo auténtica a cada paso existencial.

Con este blog se gestó y nació mi libro "LUNÁTICAS. La vuelta al mundo en 28 días". Ed. Grijalbo, 2mil14. Invitación a adentrarnos en la aventura de ser mujeres alineadas con la sabiduría de nuestra naturaleza cíclica.
Permanente trabajo de búsqueda y expansión que sigue vigente en http://www.facebook.com/lunaticasmujerescirculares.

A veces los cierres son planeados, a veces nos toman por sorpresa. En el camino intermedio me encuentra esta despedida. Entre la conciencia de los procesos y la necesidad de ir por donde me llevan los sentidos. 
Convocándome a dar un salto en la integración de mis partes, un llamado a crecer, con todo lo que eso implica, tan simple y tan difícil... a esa nueva aventura me entrego. 

La trama que nace con dolores de parto y se me presenta abismal, implacable, atractiva y esperanzadora es que
VIVIR ES EL MAYOR DE LOS SENTIDOS.

http://vivireselmayordelossentidos.blogspot.com.ar/


miércoles, 8 de abril de 2015

LA MAGIA – PREMENSTRUAL – LUNA MENGUANTE (parte 3)

En el estado lunar de MAGIA el arquetipo que nos habita es la HECHICERA, la mujer que hace uso de sus dones misteriosos, invisibles, de su experiencia, de sus conocimientos, de su vitalidad en tiempos de plena transformación. La hechicera se va acercando a la experiencia de la Bruja Sabia de la CUEVA y cuenta todavía con el poder nutricio de la Madre amorosa que procrea y cuida el NIDO. La magia asusta a los que no conocen estos mundos esencialmente femeninos.

"La hechicera de la aldea era una experta en la magia de la naturaleza, la curación y las relaciones entre las personas, y tenía la capacidad de interactuar con las estaciones, su propio ciclo menstrual y su intuición; ayudaba y guiaba a sus semejantes en lo concerniente a la vida y la muerte, actuaba como iniciadora y transformadora valiéndose de rituales de transición y dirigía ceremonias extáticas." De Luna Roja, Miranda Gray

Es el ciclo vital de la MADUREZ, ya tenemos experiencia, somos mujeres en tiempos de maserar, de hacer acopio de lo vivido. Es una etapa muy poderosa en la que todavía contamos con el pulso de la sexualidad activa sumado a la experiencia de lo que eso implica.

“A los 40 podés salir tanto con uno de 20 como con uno de 60, según lo que prefieras” C.

Es el OTOÑO de la vida, tiempos de dejar caer, de animarse a perder, de ir viendo la finitud encarnando la sabiduría del “todo no se puede” para honrar lo que queda en pie. La ganancia de lo que se preserva, de lo que se elige sostener. Las hojas caen como caen los velos. Hay que vaciar para dar espacio a lo nuevo por venir, hay que madurar para dejar ir lo que ya cumplió su ciclo.

Es el tiempo en el que podemos ver los frutos maduros, ya tenemos un despliegue realizado, nos vemos a nosotras mismas desde un nuevo lugar, más alto. Nace el alma. Pasó la etapa de la construcción, es el momento de enriquecernos. Se amplía la mirada, se expanden las fronteras, se revisan los criterios, se flexibilizan los bordes, se accede a nuevas formas. Celebramos lo realizado, disfrutamos del tiempo y del espacio conquistado. Lucimos el poder adquirido.

En el cuerpo pasan otras cosas, nos habitamos con un conocimiento propio que nos empodera, haciéndonos sentir muy dueñas de nosotras mismas. Conjugamos la cercanía de los atributos de la juventud con el acopio de experiencia de la madurez.

Es la etapa del temor a los cliches, el fantasma de la vejez, hay fuertes cambios en el cuerpo, se vislumbran ciertas limitaciones. Es el momento de pendular entre sentir que se acerca “el deterioro” o “la madurez”. Honrar la vida y el crecimiento, abrazar las marcas del cuerpo que transitó embarazos, partos, lactancias y todas las batallas, o pelearse con lo implacable del paso del tiempo.

En este tiempo de la vida disponemos de otras formas de energía, somos más concientes de nuestras necesidades y limitaciones. Sabemos más lo que queremos, elegimos más, nos volvemos más exigentes con los demás. Hay un retiro a vernos, a estar con nosotras mismas, a afianzar nuestra aventura personal.


LUNÁTICAS. La vuelta al mundo en 28 días. Ed. Grijalbo, 2014

martes, 7 de abril de 2015

tantas cosmovisiones posibles como seres hay en el planeta

continuidad existencial, saber que seguimos siendo, sentir que podemos seguir,
experiencia que da cuenta de los bordes, de los límites, de las fronteras y las finitudes,
y así, con todo eso, seguir siguiendo...

todo está en uno y en cada uno
pero se vuelve nada cuando nos deja afuera
girando en falso
"chupando un palo sentados sobre una calabaza"

confianza básica que llega y nos salva, como el Hada Madrina de la Cenicienta,
y todo puede ser hasta antes que suene la última campanada de las 12,
a ella nadie le quita ese baile, momento eterno y estructural, forever love!
cuántas danzas de salón y cuántas calabazas rotas harán falta para que la bella doncella crezca?
o llegó allí porque ya es grande pero no se le nota tanto?
los mejores deseos se agolpan, piden, intentan, lloran y hasta gritan sin querer hacerlo!

y en la trama existencial las limitaciones se hacen presentes,
no podemos con todo, qué obviedad!
y es que "todo no se puede", bendito y sabio cliché!
causa de sufrimiento para los rebeldes, para los idealistas, para los soñadores,
o sea para todos, humanos encarnados en la conquista de ser,
siendo vivir el mayor de los sentidos,

agradecidos en el mejor de los casos,
intentando cada día honrar la vida,
sacarle el jugo a las frutas maduras,
respirar profundo,
amar de verdad,
dormir en paz,
y ser fieles a nosotros mismos aunque nos pese.


jueves, 19 de marzo de 2015

LA MAGIA – PREMENSTRUAL – LUNA MENGUANTE (parte 2)

"La caída de la ovulación nos deja en un estado de poder creativo sublime y salvaje, el poder de lo que somos capaces junto a la frustración de no haber engendrado - creado, no hay obra que alcance… El cuerpo preparándose para la destrucción liberadora, para la limpieza que renueva, dejarnos morir para renacer transformadas.

Así en el cuerpo como en el alma. La lucidez que nos invade y nos hace ver lo que no queremos más, lo que urge, lo que no podemos dejar pasar. Se impone un estado de verdad. La luz alumbra y proyecta las sombras. Nos habita la LUNA MENGUANTE que se va apagando, buscando la oscuridad, dejándonos ver tan claro entre nuestras propias sombras. Luna que se repliega, llegando al final de un ciclo transitado.

La agudeza y la claridad que somos capaces de tener en la etapa premenstrual es absolutamente tremenda. Nos podemos llegar a asustar hasta de nosotras mismas, de lo que somos capaces de sentir, de entender, de vislumbrar.

Es una etapa de expansión de la conciencia que ilumina zonas de esas que por épocas tenemos apagadas. Esta es la perfección de la danza lunar, bailamos nuestra ciclicidad integrándola, para que cada etapa sea perfecta en sí misma y se consagre en cada ciclo como parte de un todo.

Este período del ciclo menstrual es famoso por sus intensas y ruidosas implicancias físicas y emocionales, en el que muchas mujeres sufren el conocido “síndrome premenstrual”. Este se refiere a una cantidad de síntomas asociados que comienzan durante la segunda mitad del ciclo menstrual y tienden a desaparecer con el comienzo del sangrado. Si bien los cambios en los niveles de hormonas del cerebro pueden ser los causantes de los síntomas, esto no se ha demostrado. Lo cierto es que no se identificó la causa exacta del síndrome. Puede estar relacionado con factores sociales, culturales, biológicos y psicológicos.

Los síntomas descriptos son muchos y diversos, voy a citar los que consigna la Dra. Christiane Northrup en su libro “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer”, que es una obra maestra sobre naturaleza femenina. Elijo esta fuente de consulta sobre el tema ya que concuerdo absolutamente con su criterio en relación a este síndrome. El padecimiento de estos síntomas nos tiene que servir como llamado de atención que nos ayude a observarnos. Cómo vivimos nuestra esencia femenina, nuestra sexualidad, qué vínculo tenemos con nuestra naturaleza cíclica, cuánto abrazamos o rechazamos o desconocemos nuestras características más básicas.

Los síntomas del síndrome premenstrual, algunos de los cuales todas las mujeres padecemos en mayor o menor medida, son:

Acné, agresividad, ansias de comer dulces, ansias de comer sal, ansiedad o angustia, asma, atracones de comida, cambios en los impulsos sexuales, cansancio o fatiga, confusión, convulsiones, depresión, desmayos, dificultades de coordinación, dificultades urinarias, dificultades visuales, dolor de cabeza, dolor de espalda, dolores abdominales, edemas, exacerbación de trastornos ya existentes (artritis, úlceras, lupus, etc), hemorroides, herpes, hinchazón abdominal, hinchazón y dolor de las articulaciones, hinchazón y dolor de los pechos, inestabilidad emocional, insomnio, intolerancia al alcohol, introversión y alejamiento de los demás, ira, irritabilidad, irritación de garganta, letargo, migraña, moretones, náuseas, orzuelos, palpitaciones, pensamientos suicidas, problemas de senos nasales, propensión a los accidentes, urticaria.

Las estadísticas dicen que hasta 3 de cada 4 mujeres experimentan síntomas del síndrome premenstrual durante sus años fértiles.

Lo más habitual es que llegando al final de la fase premenstrual necesitamos comer, comer grasa, hierro. Estamos hinchadas, reteniendo líquidos, nos pesa el cuerpo y sufrimos alteraciones en el sueño. Anímicamente estamos irritables, vulnerables y con baja tolerancia a la frustración.

Siempre que pienso en el síndrome premenstrual resueno con el documental “La luna en ti. Un secreto demasiado bien guardado” de Diana Fabiánová, película que es una pieza de transmisión de conocimiento femenino que considero que hay que ver y divulgar. En su investigación la autora nos lleva a reconocernos en nuestro rol de mujeres inscriptas en una sociedad en la que hay muchísimo desconocimiento sobre nuestra naturaleza femenina. Logra desmitificar prejuicios y echar luz sobre tabúes. Presenta a una médica que nos recomienda masturbarnos para aliviar los dolores y las contracciones uterinas, acercándonos así al conocimiento de nuestro cuerpo y nuestras sensaciones. Invita a presenciar una clase de danza del vientre, como contacto básico con nuestro órgano central, el útero, para aliviarlo, para sanarlo, para honrarlo.

Todo lo que aprendí y descubrí en las experiencias de contacto y reconocimiento del útero como órgano protagonista del ser femenino me hicieron sentir cuánta falta hace transmitir ese saber, qué lejos estamos todavía de darle el lugar que realmente tiene y se merece."

"LUNÁTICAS. La vuelta al mundo en 28 días", Ed. Grijalbo


miércoles, 18 de marzo de 2015

"Una persona sólo responderá a la llamada de la aventura o del amor, y a las lecciones que inevitablemente comportarán estas experiencias, cuando esté disponible" Jean Shinoda Bolen

"Me di cuenta de que "lo que me afligía" estaba íntimamente relacionado con lo que podía sanarme. Y cuando pudiera ser tan inconciente como una niña confiada, capaz de reaccionar espontáneamente siguiendo las indicaciones de mi intuición, también descubriría que estaba en contacto con la sabia mujer que sabía lo que había de verdadero en mí"


cita de "Viaje a Avalon", libro que disfruto y en el que me encuentro en cada página!

de Jean Shinoda Bolen, gran maestra! 
autora de valiosos libros que me abrieron caminos de luz, "Las diosas de cada mujer", "El millonésimo círculo", "Mensaje urgente a las mujeres", "El Tao de la psicología", "Las Brujas no se quejan".

Rilke y su psicoterapéutica prescripción, de "Cartas a un joven poeta", gran propuesta el autoconocimiento, se la aconsejo a todos los que me consultan sobre sus vericuetos subjetivos

"Si su diario vivir le parece pobre, no lo culpe a él. Acúsese a sí mismo de no ser bastante poeta para lograr descubrir y atraerse sus riquezas. Pues, para un espíritu creador, no hay pobreza. Ni hay tampoco lugar alguno que le parezca pobre o le sea indiferente. Y aun cuando usted se hallara en una cárcel, cuyas paredes no dejasen trascender hasta sus sentidos ninguno de los ruidos del mundo, ¿no le quedaría todavía su infancia, esa riqueza preciosa y regia, ese camarín que guarda los tesoros del recuerdo? Vuelva su atención hacia ella. Intente hacer resurgir las inmersas sensaciones de ese vasto pasado. Así verá cómo su personalidad se afirma, cómo se ensancha su soledad convirtiéndose en penumbrosa morada, mientras discurre muy lejos el estrépito de los demás. Y si de este volverse hacia dentro, si de este sumergirse en su propio mundo, brotan luego unos versos, entonces ya no se le ocurrirá preguntar a nadie si son buenos. Tampoco procurará que las revistas se interesen por sus trabajos. Pues verá en ellos su más preciada y natural riqueza: trozo y voz de su propia vida."

martes, 17 de marzo de 2015

mantras encarnados

adoro los momentos en los que la vida me pone de frente a la experiencia, 
pura intensidad,
aparecen siendo más que frases hechas esas que suenan tan bien, 
me llaman a honrarlas, 
amo las palabras que traducen sentidos!

"escuchar al cuerpo", "desoír los miedos", 
mantras encarnados, 
caminos que guían destinos sin motivos, amores, secuencias, ritmos...

poder ver cuando el cuerpo me acompaña, aunque no cumpla con mis expectativas previstas desde algún plan que tal vez ya sea desactualizado,

celebro que no me pasen desapercibidos los tiempos en los que solo cabe validar que lo que fluye fluye, que lo que es es, que la realidad se impone,
sin idealismos mediante, ya sé de mi espíritu trabajador que no se rinde así no más, para eso sirve ser adulta,
simplemente confiando y haciendo acopio de vida vivida,
con todos los sentidos a flor de piel y mucha necesidad de para adentro, cueva, descanso, retiro a las profundidades, sin temor a los abismos,
"Ver con ojos del alma. Desde ese lugar poco común, poco ejercido, los abismos son hermosas playas transparentes, praderas onduladas y verdes, rayos de luz." 
pudiendo danzar con hermosas palabras que atraviesan vivencias,
gracias por acompañar!